Portada‎ > ‎

XXXI JORNADAS CIENTÍFICAS DE LA SEDECK: Vulcanoespeleología en las Islas Canarias

publicado a la‎(s)‎ 22 nov. 2018 8:49 por SEDECK Espeleología Cientifica   [ actualizado el 23 nov. 2018 3:34 ]

XXXI JORNADAS CIENTÍFICAS DE LA SEDECK

Vulcanoespeleología en las Islas Canarias

del 2 al 5 de noviembre de 2018

https://sites.google.com/site/sedeckespeleologiacientifica/home/Cartel%20XXXI%20Jornadas%20%282%29.JPG?attredirects=0
https://sites.google.com/site/sedeckespeleologiacientifica/portada/xxxijornadascientificasdelasedeck/Cartel%20XXXI%20Jornadas.PNG?attredirects=0
La duración de esta trigésimo primera edición de Jornadas Científicas de la SEDECK ha sobrepasado lo que suele ser habitual, por razones obvias. Aunque los actos centrales se desarrollaron en sábado (ponencias, comida social, mesa redonda…) y en domingo (las visitas a la Cueva del Viento y a la de San Marcos) habían sido programadas también otras actividades para el viernes (visita guiada al Parque Nacional del Teide y recepción oficial en el Ayuntamiento de La Orotava) y para el lunes (visita a una “galería de agua”). Ante todo hay que destacar que han sido unas Jornadas importantes y memorables, tanto por su duración como por sus interesantes contenidos científicos, su destacable nivel organizativo y las notables colaboraciones recibidas de organismos públicos y de diferentes entidades públicas y privadas.

El Parque Nacional del Teide y el Ayuntamiento de La Orotava han sido nuestros principales anfitriones, puesto que la sede oficial de las Jornadas (además de ser punto de encuentro y partida de las diferentes actividades) fue el Centro de Visitantes Telesforo Bravo, en la villa de La Orotava. Este centro de visitantes del Parque Nacional recibe el nombre de un prestigioso geólogo y naturalista al que debemos –entre muchas otras aportaciones- las primeras explicaciones sobre la formación de los tubos de lava en las Islas Canarias.

El gran número de participantes desplazados desde la Península requería ciertas atenciones y medidas tácticas y estructurales que no hubiera sido posible atender sin la decidida implicación y ayuda económica del Gobierno Canario, que apostó decididamente por apoyar estas XXXI Jornadas de la SEDECK a través de su Viceconsejería de Medio Ambiente (Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad). Además, la presencia de la Ilma. Sra. doña Blanca Pérez Delgado, Viceconsejera de Medio Ambiente, tanto en la sesión vespertina del viernes como durante la exposición de las ponencias del sábado es un claro reflejo de la gran sensibilidad e interés mostrados por la Administración autonómica en materia de Patrimonio natural y de Geodiversidad. La decidida participación de tan ilustre representante en las Jornadas de la SEDECK ha constituido un gran estímulo y un evidente reconocimiento personal hacia el encomiable trabajo que aportan habitualmente los diferentes ponentes y que, en esta ocasión  han sido sobre contenidos de gran nivel y en algunos casos primicias muy novedosas.

 TRÍPTICO DE LAS XXXI JORNADAS CIENTÍFICAS DE LA SEDECK


Viernes 2 de noviembre - Sesión de la mañana

                                                             

Una cincuentena de los cerca de 70 inscritos en estas Jornadas nos dimos cita en el Centro de Visitantes Telesforo Bravo para iniciar una visita guiada al impresionante Parque Nacional del Teide. Nuestro guía, Víctor, hizo gala de un perfecto conocimiento del lugar y nos enriqueció con numerosas explicaciones y detalles. Sin duda un magnífico comienzo de Jornadas para los que veníamos desde la Península. Para conocer detalles sobre los contenidos naturales del Parque os dejamos un manual disponible en el siguiente enlace, una guía de visita al Parque Nacional del Teide editada por la Red de Parques Nacionales:

https://www.miteco.gob.es/es/red-parques-nacionales/nuestros-parques/teide/guia-teide_tcm30-68119.pdf

Álbum XXXI Jornadas Científicas de la SEDECK (Teide)



Viernes 2 de noviembre - Sesión de la tarde

                                                                   









Tras una comida por libre y el consiguiente paseo por el casco urbano de La Orotava, a las 19 h tuvo lugar puntualmente el Acto de Bienvenida y de Presentación de la Jornadas ofrecido por el Ayuntamiento de La Orotava en su Salón de Plenos, un magnífico y agradable espacio ideal para la presentación de actos públicos. Todos los miembros de la Corporación, encabezados por su alcalde, Francisco Linares García, y con la presencia de las Ilmas. señoras Blanca Pérez  Delgado (Viceconsejera de Medio Ambiente) y Ofelia Manjón Cabezas (Directora Insular de Carreteras y Paisaje), representantes del Gobierno de Canarias y del Cabildo Insular de Tenerife, respectivamente, dieron la bienvenida a todos los asistentes a las Jornadas.

                                

El concejal de Medio Ambiente, Luis Perera González, actuó como coordinador del Acto, en el que también hubo intervenciones de Jaime Álvarez, presidente de la Federación Canaria de Espeleología, y de Policarp Garay, presidente de la SEDECK, como representantes de la organización de estas XXXI Jornadas Científicas; ambos saludaron a las autoridades presentes, dieron la bienvenida a los asistentes y agradecieron todas las muestras de apoyo y colaboraciones recibidas. La intervención del Alcalde fue especialmente emotiva al saber transmitir con gran acierto la importancia de la investigación científica pero sobre todo la necesidad de comunicar y divulgar ese conocimiento haciéndolo con responsabilidad, para que las siguientes generaciones se nutran y beneficien del esfuerzo que supone la realización de este tipo de actos, como son estas Jornadas Científicas que ahora enriquecen al municipio de La Orotava, municipio que no en balde es también –actualmente- la sede de la red española de Ciudades-Ciencia.


Queremos destacar desde la SEDECK que CIUDAD CIENCIA es un proyecto de divulgación científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) cuyo fin es que los habitantes de localidades alejadas de los grandes núcleos urbanos conozcan de primera mano la actualidad científica y tecnológica (http://www.ciudadciencia.es/proyecto/). Ha sido precisamente en este marco donde nuestras  XXXI Jornadas Científicas han encajado perfectamente aportando un notable contenido a la programación científica del municipio de La Orotava y recibiendo a la vez el calor y aprecio de una población que nos ha demostrado ser realmente sensible e interesada en la divulgación del conocimiento científico y, en este caso, con una temática que le atañe bien de cerca, pues la mayor parte de las áreas protegidas del Teide pertenecen precisamente al término municipal de La Orotava.


    

                              

Cerraron el turno de intervenciones las ilustres representantes del Cabildo Insular de Tenerife y del Gobierno Canario. La primera recordó con aprecio y cierta nostalgia su experiencia espeleológica pasada, cuando era estudiante de Ingeniería de Caminos en Granada, y expresó su satisfacción por poder estar precisamente colaborando en este evento espeleológico para ella tan emotivo e interesante a la vez. La Viceconsejera de Medio Ambiente recalcó lo importante que resulta la celebración de este tipo de Jornadas Científicas y lo importante que es también su proyección social y la labor divulgativa que conlleva. Mostró asimismo tener una gran sensibilidad por el conocimiento y la difusión del rico e importante Patrimonio Natural canario y se interesó por conocer de cerca los contenidos de estas jornadas, lo que demostró claramente honrándonos con su presencia al día siguiente en las sesiones de ponencias.

                                                            

Seguidamente se presentó un magnífico libro que lleva por título “LEGADOS DE FUEGO”, publicado por el Ayuntamiento de La Orotava y siendo sus editores Nicolás Martín, Pedro Oromí y Antonio J. Pérez. A lo largo de sus 191 páginas, repletas de magníficas fotografías, los editores y los diversos autores participantes en la obra aportan y desarrollan con soltura y rigor unos contenidos espeleológicos impresionantes y de gran nivel sobre las cuevas volcánicas del Parque Nacional del Teide. Gran parte del libro está dedicada también a explicar el ecosistema subterráneo, su biodiversidad e incluso su utilización humana pretérita; de hecho, el libro se subtitula “Reservorios de una sombrosa biota y refugios ancestrales”. Sin duda un gran libro realizado por grandes especialistas.

La presentación del libro corrió a cargo del Dr. Pedro Oromí Masoliver, catedrático en la Universidad de La Laguna, y fue seguida de un interesante audiovisual sobre las cuevas estudiadas. Todos los inscritos en estas Jornadas recibieron un ejemplar del libro, incluido entre la documentación y materiales que se entregaron al día siguiente, en el momento de las  acreditaciones personales de los inscritos.

Álbum XXXI Jornadas Científicas de la SEDECK - Presentación



Sábado 3 de noviembre - Sesión de la mañana

El acto oficial de inicio de las Jornadas tuvo lugar puntualmente y con la presencia, como hemos dicho, de la Viceconsejera de Medio Ambiente, además del Alcalde de La Orotava y de otros concejales y de representantes de las entidades colaboradoras, así como el presidente y otros cargos de la Federación Canaria de Espeleología. El presidente de la SEDECK agradeció la distinguida presencia de todos ellos y agradeció a continuación a todos los socios asistentes y a todos los demás inscritos el esfuerzo que realizan Jornadas tras Jornadas para asistir a la cita y lograr que la SEDECK pueda gozar de un nivel científico digno y concordante con la admiración y el respecto que los diferentes ponentes que nos acompañan merecen. Estos últimos, los ponentes que tan amablemente aceptan nuestras invitaciones son los verdaderos protagonistas de todas nuestras Jornadas porque contribuyen con su experiencia y buen saber a hacer posible una parte, al menos, de esa necesaria transmisión de conocimientos a la que tan claramente aludía en su discurso del día anterior el Alcalde de La Orotava. Dos breves intervenciones del Alcalde y de la Viceconsejera completaron con gran acierto este breve acto de apertura.

               

El Dr. Pedro Oromí actuó a continuación como coordinador y “maestro de ceremonias” encargado de presentar a los distintos ponentes e introducir brevemente los temas que éstos desarrollaron. La primera ponencia tenía por objeto exponer y explicar el marco geológico en el que se desarrolla y ubica el archipiélago canario. Por contratiempos sobrevenidos, el conferenciante inicialmente previsto había tenido que ser sustituido, lo que ya se había anunciado con antelación; de manera que fue el profesor Francisco Govantes Moreno quien finalmente impartió esta ponencia y lo hizo con sumo acierto y soltura, al presentar muy correctamente datos y modelos interpretativos clásicos y recientes sobre la génesis y evolución geológica del Archipiélago Canario, incidiendo además sobre la importancia que la historia geológica y las diferentes fases del vulcanismo han tenido en la formación de las cuevas volcánicas y, por ende, en la probabilidad de colonización de estas por los diferentes grupos de troglobiontes y estigobiontes actualmente conocidos en las cuevas canarias.

                                                            

El Dr. José Luis Martín Esquivel, técnico del Parque Nacional del Teide, nos deleitó con la presentación de novedosos y recientes resultados basados en el estudio microclimático de una cavidad del Parque. Con el sugestivo título de “¿Afecta el cambio climático al ecosistema subterráneo volcánico?” expuso los datos y resultados de dicho estudio (con un registro que alcanza hasta el pasado mes de agosto) e introdujo interesantes reflexiones y una sugestiva y coherente interpretación sobre el comportamiento del sistema subterráneo.

                                                             

Tras una pausa-café, Alfredo Lainez Concepción fue personalmente presentado por el presidente de la SEDECK, con el que mantiene una larga relación de amistad que éste destacó con algunas anécdotas pero haciendo hincapié sobre todo en la notable trayectoria espeleológica del ponente. Alfredo comenzó su intervención con un resumen sobre los inicios de la Espeleología canaria centrados en torno a las exploraciones en la Cueva del Viento y el origen del Grupo de Espeleología Benisahare, del que es socio fundador. Y a partir de este inicio comenzó a desarrollar su ponencia explicando la formación de los tubos volcánicos a partir del modelo de la Cueva del Viento y de sus complejidades y variaciones, para luego incidir en otros tipos de cavidades volcánicas mucho menos conocidos pero igualmente interesantes, principalmente simas que pueden responder a diferentes mecanismos y procesos de formación. Para concluir, nos sorprendió con unas expresivas imágenes de impactos ambientales en cuevas (especialmente vertidos y efluentes de origen urbano) con los que reivindicó la necesidad de prestar mayor atención a la conservación del patrimonio subterráneo e implicar a las Administraciones para que adopten medidas urgentes y eficaces al respecto.

Habiendo tenido que excusar su presencia la siguiente conferenciante, Miryam Machado Alique, por un grave e imprevisto incidente familiar, se hizo pública, por la organización y asistentes a las Jornadas, una sincera muestra de condolencia que queremos reiterar desde estas líneas. Alguno de los ponentes se ofreció incluso –y lo agradecemos- para intentar abordar algunos aspectos de la temática prevista y que no quedase así desierto el tema de la ingeniería minera aplicada a la hidrogeología, un tema que desde la SEDECK habíamos destacado por su importancia y por la notable información geológica e hidrogeología que en la isla de Tenerife proporcionan y han proporcionado siempre las cavidades artificiales conocidas como “galerías de agua”. Finalmente se optó por posponer este tema hasta el lunes día 5, en que estaba prevista una actividad de campo con visita a galería de agua y en ella la posibilidad de abordar y desarrollar en un marco adecuado tan interesante contenido.

                

Nuestro siguiente conferenciante, el Dr. Nemesio Pérez Rodríguez, es un destacado investigador del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (www.iter.es) que además dirige INVOLCAN, el Instituto Volcanológico de Canarias (www.involcan.org) dedicado a mejorar y optimizar la gestión del riesgo volcánico en España; para ello se controla desde Canarias una densa y variada red de controles geológicos (gases, deformación, sismicidad…) que se completa y relaciona con otros muchos centros similares en otras partes del mundo; asimismo mantiene INVOLCAN importantes relaciones de colaboración y proyectos conjuntos internacionales, lo que convierte a esta institución dependiente del Cabildo Insular de Tenerife en todo un referente en la materia. En esta ocasión y atendiendo muy amablemente las sugerencias realizadas desde la SEDECK, Nemesio Pérez explicó con detalle la importancia y naturaleza del gas radón y los resultados, al respecto, de los controles realizados en algunas cuevas, particularmente en la Cueva del Viento. Asimismo incidió sobre la importancia de la Geotermia, como potencial y real recurso energético y nos aportó, en definitiva, una perspectiva realista y actual sobre diferentes aspectos geodinámica del archipiélago canario.

                                                  

La Dra. Matilde Arnay de la Rosa no sólo es una gran especialista en historia y arqueología canarias, sino también una excelente comunicadora que nos trasladó a través del tiempo para poder permitirnos conocer la gran importancia que siempre tuvieron las cuevas en este archipiélago pero particularmente en el caso de Tenerife, donde fueron utilizadas como refugio ocasional, como vivienda, como escondrijos o simplemente como lugares de enterramiento por las comunidades guanches que habitaban estas islas antes de la colonización y dominación española. Tanto los yacimientos de superficie (construcciones al aire libre), como las excavaciones en cuevas de habitación (como es la Cueva de los Roques) o los estudios de las cuevas-sepulcrales (como la Cueva del Salitre) demuestran que la ocupación aborigen de las tierras altas del Teide se remonta al menos hasta el siglo quinto de nuestra era y son la clave para entender los modos de vida y costumbres de aquellas comunidades. Entre otros muchos aspectos, resultó sorprendente y particularmente interesante conocer detalles sobre los ritos funerarios y la utilización de natrón (termonatrita), vulgarmente llamado “salitre” en la isla, para preservar los cuerpos de los difuntos depositados en cuevas. Entre otros muchos aprovechamientos posteriores, también destacó el uso más reciente de diversas cuevas y simas como pozos de nieve que especialmente funcionaron con intensidad durante el siglo XIX.

                                                   

El último ponente, Pedro Oromí Masoliver, fue presentado por su colega y vocal de la SEDECK, el Dr. Alberto Sendra Mocholí, que destacó la gran experiencia y nivel académico del conferenciante, cuya provechosa carrera profesional la ha desarrollado principalmente en torno al campo de la Bioespeleología. Formado como profesor y como Catedrático en la Universidad de La Laguna, creó dentro de la misma universidad el Grupo de Investigaciones Espeleológicas de Tenerife. Ha sido y es profesor y maestro de destacados profesionales surgidos de sus aulas. En su brillante y completa exposición, el profesor Oromí explicó con enorme claridad y detalle el mecanismo y procesos que permiten la aparición de nuevas especies en el medio subterráneo (en los diferentes medios subterráneos) de los terrenos volcánicos. La relativa juventud de las cuevas volcánicas (hablando en escala de tiempo geológico) vimos que es la faceta más sorprendente de estos procesos, pues en la mayoría de los casos estamos hablando de especies que han venido surgiendo a lo largo de los últimos 20.000 años, como mucho. La amplia biodiversidad en especies cavernícolas, tanto terrestres como anquihalinas, fue resumida y expuesta con sencillez pero con buen nivel académico y una gran precisión, haciendo en todo momento hincapié sobre las relaciones paleogeográficas y filogenéticas, los aspectos evolutivos y, en definitiva, las singularidades de tan sorprendentes hábitats volcánicos.

                                                    
https://sites.google.com/site/sedeckespeleologiacientifica/portada/_draft_post-15/_DSC1380%20copia.jpg


Sábado 3 de noviembre - Sesión de la tarde

Con cierto retraso sobre la hora inicialmente prevista, todos los asistentes nos trasladamos al restaurante del Liceo de Taoro (http://www.liceodetaoro.es/), donde disfrutamos de un excelente menú de degustación a base de platos típicos regionales. El Liceo de Taoro es una sociedad cultural fundada en 1855 y que desde 1975 tiene su sede en un magnífico edificio (antiguo palacete) rodeado de jardines y ubicado en un enclave privilegiado que ocupa la cima de un pequeño cerro en el mismo centro de la villa de La Orotava.

Ya en la sobremesa, el mismo comedor -un amplio y señorial salón- se convirtió en el lugar idóneo donde tuvieron lugar los actos programados para esa tarde. En primer lugar fue presentado el libro titulado “LA CUEVA DE LAS PALOMAS, un caño de fuego protegido y accesible”, cuyo autor es el profesor Francisco Govantes, nuestro primer conferenciante de la mañana. Esta cavidad, también conocida como Tubo Volcánico de Todoque, se localiza en la Isla de La Palma y está declarada Monumento Natural, además de formar parte de una Zona Especial de Conservación (ZEC) en el marco de la Red Natura 2000. La cavidad es un gran referente del patrimonio geoespeleológico canario, no solamente por sus notables valores científicos y naturales, sino por muchas otras razones, y entre ellas su destacable uso didáctico, pues durante diez cursos académicos fue la escuela práctica de una asignatura oficial que se impartió en los institutos de enseñanza secundaria de San Miguel de La Palma. Actualmente es objeto de un proyecto para la regulación de las visitas y la puesta en valor de su geodiversidad.

                 

Una mesa redonda en torno a la Espeleología canaria, la importancia de patrimonio vulcanoespeleológico y la situación legal de las cuevas volcánicas, con claros ejemplos de cavidades que están sufriendo diversos tipos de agresiones ambientales, centró el tema en torno al cual se debatió ampliamente, aportando diferentes propuestas y cuestiones tanto por parte de los asistentes canarios como de los peninsulares, aportando todos ellos interesantes  puntos de vista y comentando diferentes situaciones sobre las casuísticas de otros ámbitos territoriales. La mesa de moderadores estuvo presidida por Jaime Álvarez, Presidente de la Federación Canaria de Espeleología, y por Jaime Coello Bravo, director de la Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello; y en ella participaron también casi todos los ponentes que habían intervenido durante la mañana.

                                                         


Domingo 4 de noviembre

La Cueva del Viento (www.cuevadelviento.net), formada hace unos 27.000 años en las coladas eruptivas procedentes del vulcanismo de Pico Viejo (Parque Nacional del Teide) es una cavidad de relevancia mundial por diversas causas: sus cerca de 18 km de recorrido topografiados la convierten en una de las cinco mayores cavidades volcánicas conocidas en nuestro planeta (la cuatro primeras se localizan en el archipiélago de Hawái); por lo tanto es la mayor cavidad volcánica del ámbito geopolítico de Europa). Su desarrollo laberíntico está formado principalmente en tres niveles de coladas superpuestas y esto la convierte en un caso singular, siendo la mayor cueva volcánica laberíntica del mundo. Además, sus contenidos geoespeleológicos la hacen extraordinaria por la gran variedad de formas y procesos que reúne y que la convierten en una extraordinaria aula de Vulcanoespeleología. Por último, cabe destacar también sus aspectos bioespeleológicos igualmente notables, donde están representados gran cantidad de taxones, entre ellos más de 40 especies troglobias, de las cuales una quincena resultaron ser nuevas especies.                                                     

El Cabildo Insular de Tenerife, a través de su organismo autónomo Museos de Tenerife, incluye en uno de sus departamentos a la Cueva del Viento (Museo de Tenerife/Cueva del Viento), y a través de una empresa del propio Cabildo (IDECO, SA) organiza interesantes visitas guiadas a un determinado tramo de la Cueva del Viento, teniendo como punto de partida y de regreso el Centro de Visitantes Cueva del Viento, situado en el municipio de Icod de los Vinos.

Los organizadores de las Jornadas podríamos haber optado por la fórmula habitual de haber solicitado un permiso de acceso libre, quizás a tramos “no turísticos” del sistema y en grupos guiados por la propia organización de las Jornadas; pero, la expectativa y el interés creciente despertado en los asistentes a estas Jornadas se decantaba claramente no sólo por conocer algún sector de la cueva, sino por conocer también la infraestructura de las visitas “turísticas” y los contenidos (recursos didácticos) explicados a las personas que realizaba estas visitas.

Por mediación del Cabildo, de su organismo autónomo y de su empresa gestora, se nos permitió que la SEDECK pudiera incluir entre sus actividades la visita guiada a dicho “tramo turístico” del sistema subterráneo. Al efecto se nos adjudicaron 45 plazas en tres grupos de hasta 15 personas, de manera que pudieran realizar la visita a la cavidad en las mismas condiciones en que lo hacen aquellas personas que se inscriben y abonan las correspondientes tarifas (en torno a 20€/persona).

De esta manera, a las 8,00 h partió el autobús y varios coches particulares desde el Centro de Visitantes Telesforo Bravo para dirigirnos hasta el Centro de Visitantes de la Cueva del Viento, donde se organizaron los tres grupos de visita concertados a distintas horas. Cada visita (itinerario exterior e interior) debía de durar unas tres horas, pero la verdad es que se fueron acumulando demoras debido al particular interés y nivel formativo de los asistentes “no-turistas” de la SEDECK. Estas demoras implicaron un retraso general, de manera que las opciones de realizar alguna visita cultural al casco urbano y monumentos de Icod de los Vinos se vieron truncadas y en algunos casos reducidas a una comida a deshoras, puesto que el autobús de regreso debía partir a las 17 h.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA         Además de los cerca de 50 inscritos a las Jornadas que finalmente pudieron visitar la Cueva del Viento, se consiguió formar otro grupo de inscritos que se dedicó a visitar, con sus propios equipos espeleológicos la Cueva de San Marcos, otra cueva cercana al municipio de Icod de los Vinos en la que pudieron recorrer varios centenares de metros por una gran cueva de espaciosas galerías, guiados por varios espeleólogos de la Federación y la Escuela canaria de Espeleología.

Para la SEDECK y la mayor parte de los inscritos en estas XXXI Jornadas Científicas, la visita a la Cueva del Viento resultó notablemente interesante para conocer no solamente la cavidad, sino también el procedimiento, organización y contenidos que se ofrecen a los visitantes “turísticas”. Este contenido comienza con una explicación previa en el centro de visitantes, donde los visitantes son equipados con casco provisto de iluminación y reciben con concisas y precisas explicaciones en directo el visionado de un interesante vídeo en el que se observa el proceso de formación y desarrollo de los tubos volcánicos a partir de grabaciones reales de flujos de lava en volcanes activos. A continuación es desplazado el grupo de visitantes hasta un lugar relativamente cercano a algunas de las bocas del sistema; a pie se realiza un itinerario explicativo de cómo es en superficie la geología volcánica en relación con las coladas de lava susceptibles de contener cuevas; se descubren y examinan, además, numerosos indicios superficiales que ubican perfectamente al interesado sobre lo que van a contemplar poco después: dos de los accesos a la red de tubos volcánicos de la Cueva del Viento. La visita al interior del tubo volcánico está repleta de contenidos didácticos de gran interés, lo que permite al visitante “vivir” (reconstruir) intensamente el proceso de la espeleogénesis volcánica como si se estuviera produciendo en esos momentos. Tras salir de la cueva, el trayecto de regreso se realiza por otro itinerario distinto al del acceso, lo que permite seguir observando y disfrutando de otros elementos del patrimonio cultural y natural de la zona.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Las explicaciones que dan los guías hay que decir que nos parecieron extraordinarias por la buena preparación de éstos, su elevado nivel formativo y los interesantísimos contenidos que ofrecen. Francamente, lo vivido en esta experiencia poco o nada tiene que ver con el tipo de explicaciones que habitualmente podemos encontrar en cualquier cueva turística del resto de España y otras partes del mundo, y lo decimos sin desmerecer otros casos. En este caso no se trataba de discursos más o menos interesantes y amenos para los turistas y visitantes, sino de auténticos contenidos científicos expuestos de una forma accesible y atractiva pero sin perder un hilo conductor muy bien trazado y esbozado. Resumidamente, la visita de campo empezó deduciendo sobre el terreno por qué nos íbamos a encontrar con una colada volcánica pahoehoe justo antes de llegar a ella; a continuación observamos múltiples detalles de sus estructuras superficiales, de su movimiento, de las estructuras debidas a los escapes de gases, detalles sobre la composición petrológica y su contenido ferromagnético (demostrado mediante un imán), evidencias superficiales de la existencia de huecos (tubo de lava) a escasa profundidad… Y una vez dentro del tubo las atractivas explicaciones del mecanismo particular de formación en cada tramo del tubo y múltiples detalles de la gran variedad de formas que, en principio, nos podrían haber pasado desapercibidas sin reparar en que todas ellas aportan informaciones concretas sobre los flujos lávicos: las variaciones de densidad de la carga fundida, obstrucciones, destaponamientos, conexiones entre conductos superpuestos, etc.
No podemos menos que felicitar por todo ello la labor desarrollada por estos guías, todos ellos formados como espeleólogos en el Grupo de Espeleología Benisahare, que es el responsable y autor de las exploraciones y topografía en este gran sistema. Por ellos supimos también que detrás de todo este largo proceso formativo de guías y detrás de estos elaborados y didácticos contenidos se encuentra como impulsor y coordinador nuestro compañero Alfredo Láinez, uno de los destacados ponentes de las sesiones –matutina y vespertina- del sábado. El remate final de esta magnífica experiencia de campo es la continua transmisión de responsabilidad y de conciencia ambiental que generan los guías en todo momento, desde explicar por qué había que limpiarse en una rejilla el posible barro o tierra adherida a las botas, antes de acceder a la cavidad, qué actitud debíamos adoptar al movernos por ella, como estaba limitada pero abierta la capacidad de poder ser colonizada la cueva por organismos del exterior, cuál era el espesor de techo en cada momento, así como el riesgo de derrumbe (estabilizado en algunos puntos mediante bulones)… En definitiva, una excelente trasmisión de ideas sobre un excepcional patrimonio natural y una magnífica toma de consciencia sobre la fragilidad del medio subterráneo.

La comida libre y la visita al interesante centro urbano de Icod de los Vinos, con la frustración de no haber podido realizar la visita guiada, por falta de tiempo, llevó a la finalización de la jornada, que se clausuró con un breve discurso, ya en el autobús, por parte del presidente de la SEDECK, quien pidió disculpas por las demoras acumuladas durante la mañana y aprovechó para agradecer y felicitar al Cabildo Insular de Tenerife, al Museo de Tenerife/Cueva del Viento y al IDECO la posibilidad de haber podido visitar como “turistas privilegiados” la Cueva del Viento, con una mención muy especial a Alfredo Lainez por su mediación en estas gestiones.

Álbum Cueva del Viento


Cueva de San Marcos

Está situada en el acantilado que se eleva sobre la ensenada de la Playa de San Marcos, ubicada entre la Punta de las Coloradas y la Punta del Callejón, en el municipio de Icod de los Vinos.

Es la segunda cueva más interesante de Tenerife, después de la Cueva del Viento. Este tubo volcánico pertenece al mismo sistema que la Cueva del Viento y la de San Felipe. Está compuesta por tubos superpuestos, grandes galerías que la recorren, llegando a una longitud aproximada de 1.800 metros y cuenta con dos bocas de entrada que se encuentran a distintos niveles.

    

La entrada es baja pero el desarrollo interior contiene amplias bóvedas y salas, también algunas gateras.

Hacia 1968 se descubrió el primer troglobio terrestre del archipiélago, Loboptera subterranea. No presenta ningún inconveniente para que en su interior pueda desarrollarse especies adaptadas a la vida subterránea. Sin embargo la realidad es que cuenta con pocas especies y casi ningún troglobio. De las 21 especies de invertebrados censados, no todos colonizan por igual el tubo volcánico, habiendo algunas que se limitan a la zona de entrada, y otras que profundizan, más hacia el interior.

                  
Tubos superpuestos de hasta tres niveles distintos, salas desde donde parten varios tubos en diferentes direcciones y contiene galerías con cuatro y cinco ramales paralelos. Formación de un canal de lava por donde el fluido circula como si se tratara de un río. El proceso de techado del canal es posterior a una creación de placas desde los bordes hacia el centro o por el acumulo de una capa superficial de escoria o por la unión de plastas suben por los dos lados hasta acabar fusionadas entre sí.
                   

Según el mapa geológico de IGM, las lavas del acantilado de San Marcos son de la serie de basaltos antiguos, estimando una antigüedad entre 1 y 1,5 millones de años.

                                                             
  
Nuestro recorrido por este tubo volcánico fue gracias a los espeleólogos de la  Federación Canaria que hicieron de guía para llevarnos al resto de visitantes a recorrer prácticamente toda la cueva.

Álbum Cueva de San Marcos



Lunes 5 de noviembre

Como actividad complementaria y opcional de las Jornadas se había programado y se desarrolló con pleno éxito y con gran interés de los participantes la visita a una galería de agua. Aprovechando esta visita y justo a la entrada de la galería recibimos una completa explicación sobre los peculiares y sorprendentes aspectos de la Hidrogeología de Tenerife, que poco parecido tiene con la que se da en los acuíferos de los terrenos sedimentarios, e incluso de los comportamientos que se llegan a observar en terrenos metamórficos o plutónicos. Asimismo, las técnicas de exploración y las captaciones tampoco son las habituales que se utilizan en la mayoría de los acuíferos. Esta ponencia de campo fue brillantemente impartida por un experto Ingeniero de Minas: Javier Coello Bravo, que acompañado de su hermano Jaime (ambos de la Fundación Telesforo Bravo_Juan Coello) desarrollaron con amenidad y rigor el tema general de la ponencia que por razones de fuerza mayor había quedado descolgada de la sesión del sábado por la mañana (ver).

                                                              

La galería visitada fue la denominada La Atalaya (en el municipio de la Matanza de Acentejo). Esta infraestructura hidráulica es privada y pertenece a la Comunidad de Aguas de igual nombre, de la que nos acompañaron un par de representantes de la misma, a los que agradecimos su gentileza al habernos permitido realizar la visita. Tras recibir las interesantes explicaciones protocolarias en materia de prevención de riesgos y de seguridad minera, la visita tuvo lugar mediante tres turnos de diez personas separados no menos de ½ hora. Las aguas de esta captación, con una caudal de una 172 pipas/hora (una pipa equivale a 480 litros) y una excelente calidad química (son aguas con 200 ppm de soluto) son destinadas al abastecimiento de Santa Cruz.

                                                                

De la galería, que tiene una longitud de 4,5 km, recorrimos varios centenares de metros, observando los cambios litológicos y estructurales de las rocas atravesadas, los sistemas de contención, las canalizaciones internas y diferentes tipos de aportes de agua, así como el sistema de propulsión que eleva los caudales en vertical hasta el exterior, para ser conducidos luego por gravedad hacia Santa Cruz.

                                                                

Una de las novedades de estas jornadas ha sido la inclusión de contenidos muy directamente ligados con la Minería, en este caso relativos a las captaciones de agua, pero también al tema de la Energía Geotérmica, tratada con gran acierto por el Dr. Nemesio Pérez en su ponencia de la mañana del sábado. En este sentido ha sido notable la colaboración prestada por el Colegio de Ingenieros de Minas (Delegación de Tenerife). Pero, además, ha coincidido que precisamente este año 2018 se ha adherido a la SEDECK, como socio institucional, la ETSIME (Ing. de Minas y Energía) de la Universidad Politécnica de Madrid, facilitando e incentivando de esta manera la participación de profesores y alumnos de dicha escuela en las Jornadas Científicas de la SEDECK. Y entre los inscritos en estas jornadas de Tenerife hemos podido  contar la grata presencia de Marcos Tirado, alumno de dicha escuela.



https://sites.google.com/site/sedeckespeleologiacientifica/portada/xxxijornadascientificasdelasedeckvulcanoespeleologiaenlasislascanarias/PB057634%20al%2037%20Phot%20esf+.jpg

Agradecimientos personales y final

Además de mostrar nuestro infinito agradecimiento a todas las Administraciones y entidades colaboradoras -así como a sus representantes- por las claras muestras de apoyo y de presencia directa en los principales actos de las Jornadas, no podemos dejar de mencionar el esfuerzo y la particular dedicación que de forma altruista nos han prestado, para la buena organización y desarrollo de estas Jornadas, diversas personas, como el concejal de La Orotava Luis Perera González, que se ha volcado desde el principio y muy positivamente en ayudarnos; el Director-conservador del Parque Nacional del Teide, Manuel Durbán Villalonga, que fue nuestro primer gran apoyo para centrar estas Jornadas; Pedro Oromí Masoliver, que ha sido un pilar fundamental de la organización; Alfredo Lainez Concepción, cuya disposición y mediación han sido decisivas en determinados momentos y aspectos de la organización; Miryam Machado Alique fue otro gran estímulo inicial y se convirtió además en una valiosa ayuda para nuestro proyecto; y asimismo, los compañeros espeleólogos (entre ellos José Manuel Martín-Magdaleno, Pedro Naranjo, Fátima Torres, Belén de Martín Cabrera, Flor-Ana Álvarez, Nicolás Luis ...y alguno más) que, a través de la Federación Canaria de Espeleología han sabido estar siempre dispuestos y pendientes de que todo saliera bien. Aunque citado al final, nuestro más sincero y sentido agradecimiento va dirigido a Jaime Álvarez Aguiar, presidente de FCE, que con gran disposición y demostrando unas magníficas dotes organizativas y gestoras ha sido el verdadero artífice para que estas Jornadas puedan ser consideradas como todo un referente y modelo a seguir. Gracias Jaime por todo tu apoyo y amistad.

Texto: Policarp Garay Martín

Fotografías: Antonio González, Teresa Hernández, Miguel Ángel Martín y Paco Cuesta

Comments